Descubren once virus marinos que pueden ayudar a mitigar el cambio climático

Descubren once virus marinos que pueden ayudar a mitigar el cambio climático

Un grupo de investigadores identificó que al menos once virus marinos ayudan a conducir el carbono hacia el fondo del océano. Según los expertos, estos virus de ARN no representan una amenaza para la salud humana

15 de junio de 2022

Un análisis de más de 5.500 especies de virus de ARN marinos ha determinado que once de ellos pueden ayudar a conducir el carbono absorbido de la atmósfera al almacenamiento permanente en el fondo del océano. Por lo tanto, estos virus podrían ayudar a mitigar los efectos del cambio climático.

Su función dentro del ecosistema oceánico

La investigación publicada en la revista ‘Science’, también sugiere que una pequeña parte de estas especies recién identificadas han «robado» genes de los organismos que infectaron, lo que ayuda a los investigadores a identificar sus presuntos huéspedes y funciones en los procesos marinos. De hecho, la investigación está conduciendo a una comprensión más completa del enorme papel que desempeñan estas diminutas partículas en el ecosistema oceánico.

Ahmed Zayed, científico investigador en microbiología de la Universidad Estatal de Ohio, afirma que “los hallazgos son importantes para el desarrollo de modelos y la predicción de lo que ocurre con el carbono en la dirección y la magnitud correctas”.

El autor principal, Matthew Sullivan, profesor de microbiología de la Universidad Estatal de Ohio, prevé la identificación de virus que, diseñados a escala masiva, podrían funcionar como «mandos» controlables de una bomba biológica que afecte a la forma en que se almacena el carbono en el océano.

“A medida que los seres humanos introducen más carbono en la atmósfera, dependemos de la enorme capacidad de amortiguación del océano para frenar el cambio climático. Cada vez somos más conscientes de que podríamos necesitar ajustar la bomba a escala del océano”, añade Matthew Sullivan, autor principal de la investigación.

Las actividades de estos virus pueden generar beneficios para el Medio Ambiente

También te interesará leer:

Carbono y cambio climático

Estos virus de ARN se detectaron en muestras de plancton recogidas por el Consorcio Tara Oceans, un estudio global en curso a bordo de la goleta Tara sobre el impacto del cambio climático en el océano.

Este trabajo internacional pretende predecir de forma fiable cómo responderá el océano al cambio climático familiarizándose con los misteriosos organismos que viven en él y que realizan la mayor parte del trabajo de absorción de la mitad del carbono generado por el ser humano en la atmósfera y producen la mitad del oxígeno que respiramos.

El compromiso con el Medio Ambiente

Aunque estas especies virales marinas no suponen una amenaza para la salud humana, se comportan como todos los virus, cada uno de los cuales infecta a otro organismo y utiliza su maquinaria celular para hacer copias de sí mismo.

Aunque el resultado podría considerarse siempre malo para el huésped, las actividades de un virus pueden generar beneficios para el medio ambiente, por ejemplo, ayudando a disipar una floración de algas nocivas.

De los análisis realizados, los investigadores llegaron a la conclusión de que once virus marinos estaban implicados en la promoción de la exportación de carbono al fondo del mar. De ellos, dos estaban vinculados a huéspedes de la familia de las algas, que fueron seleccionados como los objetivos más prometedores para su seguimiento.

Lo que Hay que Saber
Después de medio siglo en cautiverio, Lolita puede irse a casa

Después de medio siglo en cautiverio, Lolita puede irse a casa

Tokitae, cuyo nombre comercial es Lolita, vivió medio siglo en cautiverio. Una de las seis crías de orca jóvenes que fueron capturadas y vendidas a parques marinos en 1970 en Whidbey Island, en el estado de Washington. Únicamente Lolita sigue con vida en el Miami Seaquarium

Share This