Descubren una nueva terapia contra el cáncer anaplásico de tiroides, el más agresivo

Descubren una nueva terapia para el cáncer anaplásico de tiroides, el más agresivo

Descubren una nueva terapia contra el cáncer anaplásico de tiroides, el más agresivo. Te contamos los resultados de este prometedor estudio, recientemente publicado en la revista Nature.

15 de mayo de 2024

Un descubrimiento revolucionario ha salido a la luz en la batalla contra el cáncer anaplásico de tiroides, una enfermedad de gran agresividad.

Esta investigación liderada por científicos del prestigioso CiMUS de la Universidad de Santiago de Compostela , en colaboración con investigadores de las universidades de Sevilla, Zaragoza y Milán, ha encontrado una terapia innovadora que permite eliminar las células cancerosas de forma selectiva, sin dañar las células sanas.

Nuevo y prometedor agente terapéutico

El cáncer anaplásico de tiroides es uno de los más devastadores y hasta ahora ofrecía muy pocas opciones de tratamiento efectivas. Según datos de la USC, la tasa de supervivencia a cinco años es de tan solo un 5%.

Sin embargo, gracias a este estudio dirigido por Clara Álvarez del CiMUS y el doctor José Cameselle, se ha identificado un agente terapéutico denominado PIAS2b-dsRNAi, que tiene la capacidad de eliminar de forma selectiva las células cancerosas anaplásicas de tiroides, sin afectar a las células sanas ni a otros tipos de cáncer de tiroides benignos.

«Este hallazgo representa un avance significativo en la lucha contra esta enfermedad tan desafiante», afirma Clara Álvarez, según la agencia de noticias Europa Press.

Este enfoque novedoso para tratar el cáncer anaplásico de tiroides abre nuevas perspectivas en el campo de la medicina y ofrece esperanza a aquellos que padecen esta enfermedad.

También te interesará leer:

Resultados prometedores del estudio

El uso de PIAS2b-dsRNAi se basa en el ingenioso descubrimiento de que el cáncer anaplásico depende de una enzima clave llamada PIAS2b para proliferar. Este hallazgo nos brinda la oportunidad de desarrollar una terapia dirigida que pueda atacar directamente esta enzima vital.

Nuestro equipo de investigadores ha diseñado una molécula terapéutica revolucionaria llamada PIAS2b-dsRNAi, la cual se basa en la tecnología de ARN de doble cadena. Esta molécula actúa como un mensajero inverso, silenciando la expresión de la enzima PIAS2b dentro de las células cancerígenas anaplásicas.

El resultado de la acción es asombroso: las células anaplásicas pierden su capacidad de dividirse y, en su lugar, sufren una muerte espectacular conocida como catástrofe mitótica.

Gracias a esta innovadora terapia dirigida, podemos atacar de manera selectiva las células cancerígenas anaplásicas y debilitar su capacidad de proliferación. Este enfoque prometedor nos acerca un paso más a vencer al cáncer y brinda esperanza a los pacientes que luchan contra esta enfermedad debilitante.

La eficacia del PIAS2b-dsRNAi ha sido puesta a prueba en el laboratorio, utilizando cultivos de células de pacientes con cáncer de tiroides anaplásico y comparándolos con células normales, benignas, y otros tipos de cáncer con buen pronóstico.

Según explica la investigadora del CiMUS de la USC, «los resultados han demostrado de manera concluyente que este agente terapéutico actúa selectivamente, eliminando exclusivamente las células anaplásicas sin afectar a las células sanas«.

Evidencia preclínica del potencial de esta terapia

En este estudio, los investigadores también realizaron ensayos preclínicos en ratones, implantando tumores de pacientes con cáncer de tiroides anaplásico. Al comparar los resultados de los animales tratados con la terapia con el grupo control, se observó que los tumores tratados dejaron de crecer, lo cual proporciona una sólida evidencia preclínica del potencial terapéutico de este agente, según indica la USC.

Además, se sugiere que esta vía de tratamiento también es eficaz para eliminar células cancerosas anaplásicas en otras localizaciones, como el páncreas, los pulmones o el estómago.

Los investigadores expresaron su esperanza de que este estudio motive a las compañías farmacéuticas a invertir en el desarrollo clínico de este agente terapéutico, con el objetivo de ponerlo a disposición de los pacientes lo antes posible.

 

Fuente | NATURE

Lo que Hay que Saber
Share This