Pierde la bufanda del Bestis de su hijo fallecido y las redes sociales se vuelcan hasta encontrarla

Pierde la bufanda del Betis de su hijo fallecido y las redes sociales se vuelcan hasta encontrarla

Aurora fue a la Copa del Rey con la bufanda del Betis de su hijo, fallecido, y la perdió. Gracias a las redes sociales, ¡la ha encontrado! Os contamos los detalles de esta historia inspiradora y su final feliz.

27 de abril de 2022

Aurora lo tenía claro: iría al final de la Copa del Rey con la bufanda de Jaime, su hijo. Falleció a los 14 años, hace tres, y quería que no se perdiera este partido decisivo. Pero a la salida del estadio, entre la multitud y la euforia del momento, la bufanda se perdió.

Las redes sociales hacen su magia

Esta madre decidió publicar su situación en Facebook, pidiendo colaboración a los asistentes al partido para recuperar una bufanda de incalculable valor sentimental para ella. No podía imaginar la viralización que tendría su publicación, ni mucho menos, el final feliz que tendría.

Otro bético, la encontró y la guardó en casa. Y ha sido la viralización en medios de comunicación y redes sociales el motivo por el cual pudo conocer su historia, localizarla, y  devolvérsela.

«Mil gracias a todos por vuestro apoyo, sin vosotros no hubiera podido conseguir mi sueño, algo que veía imposible y gracias a la bondad de tanta y tanta gente que os habéis volcado conmigo, ese sueño tiene un final feliz»

Asegura que la experiencia, a la vez «amarga y gratificante», le ha servido para seguir creyendo en las personas y  «saber que seguimos siendo seres excepcionales, que somos capaces de parar el ritmo trepidante de nuestras vidas solo para ayudar al que lo necesita.

bufanda betis

También te interesará leer:

Una historia esperanzadora que nos hace reflexionar

Precisamente, fue otro bético el que la recogió del suelo, en las inmediaciones del Benito Villamarín, y la guardó. Al conocer la historia tan especial que la prenda tenía detrás se ponía en contacto con Aurora para devolvérsela.

Y cuando se dio cuenta de que la bufanda que había encontrado era la suya, no daba crédito. Consiguió localizarla y devolvérsela, dándole a esta historia el final más feliz que se podría imaginar.

Existen historias bonitas, inspiradoras y emocionantes que nos constatan una vez más que pasan cosas buenas a diario, que el poder de las redes sociales utilizadas para un bien es increíble y que los milagros, en ocasiones, parecen suceder.

 

 

 

 

Lo que Hay que Saber
Share This