Entrevista a Eva Rojas: “Sé que la vida no ha dejado de sonreírme aunque le falte algún diente”

Eva Rojas: «Sé que la vida no ha dejado de sonreírme aunque le falte algún diente»

Generadora de contenido vital y especialista en encontrar las mejores flores de este jardín llamado existencia. Así es Eva Rojas. No te pierdas esta entrevista.

7 de diciembre de 2023

Generadora de contenido vital y especialista en encontrar las mejores flores de este jardín llamado existencia. Así es Eva Rojas.

Nacida en Logroño, esta periodista aventurera nos hace viajar – en sentido literal y figurado – por distintos puntos geográficos gracias a programas como “Viajeros Cuatro” o “Madrileños por el mundo”. También puedes escucharla en el podcast “Ciencia o Evidencia” e incluso leer su primera (no) novela “Hasta que crezcan las flores”, un libro en el que reflexiona sobre el proceso de duelo, el valor del amor (propio) y la amistad a través de notas en clave de humor.

Hubo un tiempo que se definía en sus Redes Sociales como “perioartista”, y es que antes de estudiar Periodismo hizo un par de años de Bellas Artes. Y esa vena creativa se le nota. Por eso sus trabajos, sin importar el formato, son totalmente identificables y casi palatables. Como un ultraprocesado de los que te genera adicción, pero sin la parte negativa. Como una extraordinaria excepción.

Pero aquí hemos venido a hablar de su libro… así que le toca el turno a ella. ¡Que se haga la luz!

La cara buena de Eva Rojas

–  ¿Cuál es la mejor noticia que has leído últimamente?


Tengo que confesar que cuando vi esta pregunta, dije: me voy a tener que poner a buscar a fondo, porque como periodista reconozco que llevamos unos años catastróficos. En lo personal, súper bien, pero en lo de recibir noticias buenas, cada vez es más difícil encontrarlas en los medios, ¿no?

Así que me he metido a vuestra página web a buscar una y he descubierto que van a desarrollar una proteína diseñada para mejorar la memoria y digo “bueno, esta es la mía, este es el tren que me va a llevar al éxito”, así que me voy a quedar con esa.

 

– Además, es maravilloso que la hayas buscado en La Cara Buena Del Mundo. 


Sí, sí, literalmente sois mi sitio de confianza para alegrarme el día un poco, porque si no, madre mía.

¿Y cuál es la noticia positiva que te gustaría ver o escuchar en los medios próximamente? 


Pues yo creo que el fin de tanta crispación, porque decir que se acabe la guerra es como demasiado manido. Pero la realidad es que vivimos en una sociedad tan contracturada en general, a todos los niveles: Político, económico incluso. O sea, hay tantos conflictos a nuestro alrededor que esas vibras como que rezuman.

Lo que me gustaría no es tanto atajar a un problema en concreto, porque hay tantos que sería injusto dejar los demás fuera, como sí nivelar un poco el mundo y que no fuese todo tan controversia, enemistad, conflicto y todas esas cosas.  Pero todo esto es un poco utópico, ¿eh? Soy consciente de ello.

 

– A nivel personal, ¿cuál es la mejor noticia que te han dado nunca o la que recuerdas recibir con más cariño?


Bueno, recuerdo muchas. La verdad es que a nivel personal yo me apoyo mucho en eso, porque normalmente tengo un prisma de la vida bastante positivo, entonces cada cosita me va sumando, pero una súper guay fue cuando me cogieron en mi primer trabajo.  Que había salido de la uni y como que rompes el escalón de “vale, la vida estaba establecida hasta aquí, ¿y ahora qué hago? Tengo que nadar”. Y empecé en uno que no me gustaba mucho y ya me llamaron enseguida a un canal cultural para empezar a hacer programas y cosas así.
Pues ese fue un poco el empezar con los traviajes, también, como reportera de viajes y pues me quedaría con ese, pero tengo muchísimos.

 

¿Y una buena noticia que tú recuerdes dar a algún familiar o algún amigo?


Pues mira, voy a coger la última y aprovechando que estamos en la presentación del libro, voy a decir que cuando me ofrecieron escribir esta novela ya me lo habían ofrecido hace años, pero dije que no, porque yo respeto mucho la literatura y tenía mucho miedo de que fuese algo así…
No me veía, no sé si capaz, pero no con la constancia como buena millenial para poder sentarme a escribir algo con sentido. Y cuando la terminé pues se lo comenté a mis familiares y amigos en plan oye, que al final me he puesto y lo he terminado. Y esa la recuerdo especialmente con cariño por las fechas en las que estamos ahora.

Sacarle partido a los sentimientos

– Y como hemos venido a hablar de tu libro, obviamente, uno de los fragmentos de tu libro dice “Soy optimista moderada y sé que la vida no ha dejado de sonreírme aunque le falte algún diente”. Eva, ¿cómo consigues siempre ver el lado bueno de las cosas?


Pues mira a esa frase la tengo especial cariño porque la dije por primera vez en un verano trabajando en Pandemia en La Sexta Noticias, que yo hacía informativos. Estábamos en plena pandemia de COVID y hablábamos de muertos, como el que habla de cualquier cosa. Nos pasaba factura y cada vez estábamos más agotados y más concentrados en lo negativo.

Y me acuerdo que fue en un momento de crisis personal, porque yo tengo un familiar que falleció de COVID también muy joven. Alguien no sé qué me dijo y yo le dije: “bueno, la vida nos sigue sonriendo aunque le falte algún diente” y se me quedó súper grabado.

La gran suerte que tengo, es alguna especie de suerte de química cerebral en la que sí, por supuesto yo soy una persona que siente tristeza y siento todas las emociones y las respeto un montón, pero intento sacarles partido.

Eso me hace muchas veces que cuando estoy triste pues como hago algo de provecho, escurriendo la toalla de esa pena y sacando algo (¡Qué intenso me ha quedado!), me cuesta luego menos deshacerme de ella. Y en general soy una persona muy optimista. Bueno, muy no. Moderada. Optimista sin ser  Mr Wonderful, ¿sabes?
O sea, si tengo que decir que el mundo es una mierda, te lo digo, pero vamos, que me cuesta poco ver el lado positivo de las cosas, aunque sea minúsculo.

 

– Eso tú dices que es cromosómico, yo digo que es como como un don.

Si yo lo que creo es que es una herramienta súper buena, es útil. Como otras, ¿eh? Como la inteligencia o la memoria, que yo en memoria soy un cero a la izquierda.
Bueno, confiemos en esa proteína que va a mejorar la memoria de la gente
La necesito ya, porque es que voy en picado. Voy en picado, te lo prometo.

 

– Aquí me pongo un poco poética citando el título de tu libro. Sin luz, las flores no crecen. ¿Qué te hace brillar a ti? ¿Cuál es tu luz particular?

Qué bonito esto que dices. Pues mira, yo tengo un tatuaje que pone “LUZ” que a priori suena como un poco intenso y me lo tatué probablemente en un momento de mi vida muy complicado. Pues por todo lo que te digo, mucha marejada emocional por el fallecimiento de mi ser querido, una ruptura, un cambio de trabajo, todo a la vez.

Y entonces en ese momento yo por lo que abogo mucho es por el humor, a mí me cuesta muy poco hacer chistes. Igual es una herramienta que tengo para protegerme de todo lo demás. Soy un poco como Chandler (de la serie Friends). Ese que siempre está ahí como chiste, chiste, chiste. Que por cierto, pobrecito.

Yo me acuerdo mucho de los post que hacía ese año que lo estaba pasando mal y digo: ¿cómo puedes ser tan payasa que estás haciendo bromas de esto? Yo decía si este año fuese una película lo llevaría a una productora que se llama Basurilla Films o algo así.

Creo que la luz es entender que nada es tan importante, que esto para mí es básico. Y también eso, el agarrarse al humor y tomárselo todo un poco con levedad, porque es que la gente se lo toma todo muy, muy en serio no digo que no cumplan sus objetivos, pero desde luego sufren muchísimo más que los que hemos aprendido que unas veces se gana y otras se pierde.

También te interesará leer:

Sobre «Hasta que crezcan las flores»

– Hablando de tu libro, siempre has dicho que era una no-novela. Pero ¿cuánto de Eva tiene Carmen?

Lo llamé no-novela porque yo no quería escribir una novela. Te he comentado antes que no me veía súper capacitada en ese sentido como para escribir algo con sentido o con sentido narrativo para que se pueda considerar una novela. Entonces yo como escribía muchos textos decidí llamarla la no-novela porque en realidad lo que he hecho ha sido intercalar un montón de textos míos con la excusa del diario de Carmen y Carmen tiene de mí eso, pero luego no es nada autobiográfico.

Hombre, quizá sí que tenga algo mío, ¿no? Porque la parte en la que ella expresa su dolor y el duelo y todo eso sí que es una emoción que he cogido mía. Pero vamos, tengo un poco de todos los personajes y de todos mis amigos. Están en el libro, que algunos están como atemorizados porque no saben qué parte de sus vidas saldrán.

La verdad es que ha sido robar un poco aquí, esto que le pasó a mi amiga, lo otro… Pero Carmen tiene de mi la parte de los diarios, tanto de la abuela como de ella, y en eso sí que me siento muy identificada, claro.

 

– Y ya para terminar, creo que estás viviendo una parte de tu vida muy dulce a nivel laboral, sentimental, etcétera pero ¿qué sueño te queda por cumplir?

Me ha encantado esta pregunta. Te lo digo en serio, lo estaba hablando antes con mis padres. Creo que el sueño que me queda por cumplir es jubilarme. O sea, estoy fascinada con sus vidas. Tanto tiempo , economía estable…Ya llegas como del revés, como que has pasado por todo.
Ya no tienes ese ansias como cuando eres joven, que siempre aspiras a más y uno cuando se jubila ya está tranquilo, en modo disfrutón. Pues sí, yo creo que eso.

Y luego soy una persona muy inquieta y siempre emprendo muchas cosas que no suelo terminar. Esto de la novela ha sido un milagro, así que tengo en mente hacer cosas. Quiero aprender más cosas, sobre todo relacionadas con las bellas artes, porque yo hice dos años de Bellas Artes antes de estudiar periodismo y me gusta mucho pintar y la creatividad y explorar más zonas que todavía no haya hecho, así que quién sabe, igual abro una firma de corbatas. Yo me espero cualquier cosa la verdad.

Coral Aja

Coral Aja

Periodista y atleta a tiempo completo. Creadora del podcast
«Esto es de traca».
Lleva el mantra «Hechos, no palabras» por bandera. Puedes ver sus ocurrencias en @coralaja.voz

Lo que Hay que Saber
Share This