Haz que tus hijos se sientan seguros y felices con estos siete consejos

Haz que tus hijos se sientan queridos cada día con estos siete consejos

Según la ciencia, puedes conseguir que tus hijos se sientan seguros y felices siguiendo siete consejos sencillos pero muy efectivos. Gracias a ellos, podrás alcanzar la felicidad familiar.

12 de septiembre de 2023

Lograr que los hijos se sientan seguros y felices todos los días no cuesta nada, y, de acuerdo con la ciencia, solo hace falta seguir siete consejos para conseguirlo. A lo largo de los años se han llevado a cabo diferentes estudios sobre la felicidad infantil y sobre cómo alcanzarla. Es gracias a ellos que se han podido enumerar los siete consejos para garantizarla.

Hacer felices a tus hijos

Lo primero de todo, es que padres y madres pasen tiempo con sus hijos. Según la ciencia, este es el mayor beneficio y la mejor forma de conseguir que crezcan emocionalmente sanos y sintiéndose queridos.

Diferentes estudios han llegado a la conclusión de que una de las claves de la felicidad de los hijos es que sus progenitores pasen tiempo con ellos.

En el hilo de invertir tiempo en los hijos, otro de los consejos que nos proporcionan los estudios es regalar experiencias en lugar de objetos materiales. No solo ayudará a que sean más felices, sino que contribuye a fortalecer y mejorar su inteligencia.

Otra forma de trabajar en la felicidad de los hijos es asegurar de que tengan tiempo para jugar cada día. El tiempo de juego es un derecho fundamental de la infancia, y es la principal forma de aprendizaje durante los primeros años. Relacionado con ello, se encuentra el participar en este tiempo de juego. No hay que esperar a que los hijos nos pidan participar, preguntarles y tener iniciativa les hará sentir importantes y queridos.

Siete consejos para conseguir que tus hijos se sientan queridos cada día

También te interesará leer:

Atención y cariño

Así mismo, hacer reír a los hijos un poco cada día les ayuda a ganar resiliencia y es beneficioso para bajar los niveles de estrés. “Creemos que un sentido del humor equilibrado y coherente podría ayudar a los niños a enfrentarse más fácilmente con el periodo difícil de la preadolescencia y la adolescencia”, indicaba uno de los autores.

Dar un beso de buenas noches y buenos días, cada día, puede parecer algo de poca importancia, pero ha demostrado tener beneficios a largo plazo en los hijos, haciéndoles sentir queridos. Por último, también es importante prestar atención y escucharles. Practicando la escucha activa les hacemos sentir queridos, respetados e importantes.

 

Fuente | serPadres

Lo que Hay que Saber
Share This