Identifican una proteína que previene el envejecimiento celular

Identifican una proteína que previene el envejecimiento celular

Científicos identifican una proteína llamada HKDC1 que es crucial para mantener dos estructuras subcelulares, las mitocondrias y los lisosomas, previniendo así el envejecimiento celular.

5 de enero de 2024

Investigadores de la Universidad de Osaka descubren una proteína capaz de prevenir el envejecimiento celular. Los orgánulos sanos son vitales para el buen funcionamiento de la célula. Estos orgánulos desempeñan funciones específicas: las mitocondrias alimentan la célula y los lisosomas mantienen la limpieza celular. El daño a estos orgánulos está relacionado con el envejecimiento y diversas enfermedades. Se sabe que la proteína TFEB participa en la función de los orgánulos, pero se desconocen sus objetivos específicos. 

Envejecimiento celular

Los investigadores de este estudio descubrieron que HKDC1 es un objetivo directo de TFEB y se regula positivamente en condiciones de estrés mitocondrial o lisosomal, desempeñando así un papel fundamental en la prevención del envejecimiento celular.

Una proteína capaz de prevenir el envejecimiento de las células.

La autora principal, Mengying Cui, dijo: “Observamos que HKDC1 se colocaliza con una proteína llamada TOM20, que se encuentra en la membrana externa de las mitocondrias. Nuestros experimentos encontraron que HKDC1 y su interacción con TOM20 son fundamentales para la mitofagia dependiente de PINK1/Parkin”.

En términos simples, TFEB incorpora HKDC1 para ayudar a eliminar la «basura» de las mitocondrias. Además, HKDC1 y TFEB desempeñan funciones cruciales en los lisosomas. Cuando los niveles de HKDC1 se reducen en la célula, se interrumpe la reparación lisosomal, lo que demuestra que HKDC1 y TFEB ayudan a los lisosomas a recuperarse del daño.

Científicos identifican una proteína que previene el envejecimiento celular

También te interesará leer:

Nuevos enfoques

“HKDC1 está localizado en las mitocondrias, ¿verdad? Bueno, esto también resulta fundamental para el proceso de reparación lisosomal”, explica el autor principal Shuhei Nakamura. “Verás, los lisosomas y las mitocondrias se ponen en contacto entre sí a través de proteínas llamadas VDAC. En concreto, HKDC1 es responsable de interactuar con los VDAC; esta proteína es esencial para el contacto mitocondria-lisosoma y, por tanto, para la reparación lisosomal”.

HKDC1 realiza funciones duales en el mantenimiento de los lisosomas y las mitocondrias, previniendo la senescencia celular al garantizar la estabilidad de estos dos orgánulos. Dado que la disfunción en estos orgánulos se asocia con el envejecimiento y las enfermedades relacionadas con la edad, este descubrimiento allana el camino para nuevos enfoques terapéuticos para abordar estas condiciones de salud.

 

Fuente | Proceedings of the National Academy of Sciences

Lo que Hay que Saber
Share This