Inteligencia Artificial y desarrollo sostenible: alianza para un mundo mejor

Inteligencia Artificial y desarrollo sostenible: alianza para un mundo mejor

La inteligencia Artificial contribuye a predecir errores y planificar los objetivos de desarrollo sostenible, construir de manera eficiente y reducir los recursos que generamos, la alianza para un mundo mejor

martes 13 de abril de 2021

La Inteligencia Artificial (IA) es la aliada que el desarrollo sostenible necesita para diseñar, ejecutar, consultar y planificar mejor el futuro de nuestro planeta. Tecnología como la IA ayudará a construir de manera más eficiente, utilizar los recursos de forma sustentable y gestionar mejor los residuos que generamos, entre otras muchas cosas.

Combinar la IA con el desarrollo sostenible llevará a otros sectores a diseñar satisfaciendo las necesidades actuales sin comprometer a las generaciones futuras debido al cambio climático u otros grandes desafíos.

Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)

Según un estudio publicado en Nature, la IA facilita el cumplimiento del 79% de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Como se ve en el vídeo, esta tecnología puede convertirse en una herramienta fundamental para facilitar una economía circular y construir ciudades inteligentes que utilicen de manera eficiente sus recursos.

Gestión de tráfico

Un claro ejemplo de la contribución de la IA en la sostenibilidad es la gestión de tráfico. La aplicación de la IA a la movilidad urbana permite predecir atascos y ofrecer rutas alternativas. Ride Sharing, movilidad compartida, esta tecnología da aviso sobre la demanda de vehículos por zonas y horas.

Así mismo, las empresas pueden organizar la disponibilidad de los vehículos para los ciudadanos en función de sus necesidades. Una solución que no solo facilita la movilidad, sino también minimiza el impacto ambiental.

La Inteligencia Artificial procesa la información constante de 3000 variables para anticipar cuándo se puede producir un fallo. Esto supone, por ejemplo, el ahorro económico y la eficiencia en la perforación de megatúneles serán inéditos.

La Inteligencia Artificial ayudará a potenciar la eficiencia de las energías renovables

También te interesará leer:

Alianza entre IA y economía sostenible

La IA también puede ayudar a potenciar la eficiencia de las energías renovables. Las empresas ya están empleando esta tecnología para conocer la disponibilidad diaria de las instalaciones encargadas de generar energía (aerogeneradores, centrales hidráulicas, plantas de biomasa, etc) para saber la producción de energía que se generará en los próximos días y prevenir o diagnosticar averías.

IA en la predicción de errores

Para la industria, la IA propone sistemas de almacenaje, fabricación y distribución más eficientes. Además, en la fabricación, los sistemas de visión artificial permiten dar con errores en las cadenas de montaje que el ojo humano no detecta (fallos en la seguridad o potenciales desastres).

En este aspecto cobra especial importancia en sectores como la construcción, donde la seguridad es esencial. Un ejemplo de aplicación de la IA para conseguir una mayor sostenibilidad es la tecnología que se ha desarrollado en las tuneladoras, máquinas especialmente complejas. Una avería puede detener en seco toda o una parte significativa de una obra subterránea.

Como consecuencia, la Inteligencia Artificial puede procesar la información constante de 3000 variables para anticipar cuándo se puede producir el fallo. El ahorro económico y la eficiencia en la perforación de megatúneles serán inéditos.

 

Vía | Sostenibilidad

María Celina Lundin

María Celina Lundin

Amante de la escritura, esta periodista cuenta con más de 25 años de experiencia en comunicación. Le encanta viajar y descubrir nuevas culturas, historias y personajes maravillosos alrededor del mundo.

www.mariacelinalundin.com.ar
miblogcelinalundn.blogspot.com

Lo que Hay que Saber
Descubren la parte de nuestro ADN que nos hace humanos

Descubren la parte de nuestro ADN que nos hace humanos

Nuestro ADN es muy similar al del chimpancé, que en términos evolutivos es nuestro pariente vivo más cercano. Los investigadores de células madre de la Universidad de Lund en Suecia ahora han encontrado una parte de nuestro ADN que antes se pasaba por alto, el llamado ADN no codificado. De este modo, a pesar de todas nuestras similitudes, es posible explicar por qué nuestros cerebros funcionan de manera diferente

Share This