La función de una sinapsis cerebral podría ser útil contra el cáncer

La función de una sinapsis cerebral podría ser útil contra el cáncer

Un estudio revela la función de una sinapsis cerebral que podría ser útil en el desarrollo de nuevas terapias para la esclerosis múltiple, las enfermedades neurodegenerativas y el cáncer cerebral.

15 de enero de 2024

Una nueva investigación de la Universidad de Ciencias y Salud de Oregón (OHSU) revela por primera vez la función de una unión poco conocida entre células del cerebro que podría tener importantes implicaciones terapéuticas para diferentes afecciones. Así, esta sinapsis cerebral podría ser útil desde contra la esclerosis múltiple (EM) hasta la enfermedad de Alzheimer y un tipo de cáncer cerebral conocido como glioma.

Utilidades de una sinapsis cerebral

En su investigación, los neurocientíficos se centraron en la unión, o sinapsis cerebral, que conecta las neuronas con una célula no neuronal, conocida como células precursoras de oligodendrocitos u OPC.

Las OPC pueden diferenciarse en oligodendrocitos, que producen una vaina alrededor de los nervios conocida como mielina. La mielina es la funda protectora que cubre el axón de cada célula nerviosa, la porción filiforme de una célula que transmite señales eléctricas entre las células.

El estudio encontró que estas sinapsis desempeñan un papel fundamental en la producción de esa mielina.

«Esta es la primera investigación de estas sinapsis en tejido vivo«, afirmó la autora principal Kelly Monk, profesora y codirectora del Instituto Vollum de OHSU. “Esto permite comprender las propiedades básicas y fundamentales de cómo funcionan estas células durante el desarrollo normal. En el futuro, podríamos observar cómo funcionan de manera diferente en el contexto de los pacientes con EM”.

Los científicos utilizaron imágenes unicelulares de tejido vivo del pez cebra, cuyos cuerpos transparentes permiten a los investigadores ver el funcionamiento interno de su sistema nervioso central en tiempo real. Utilizando nuevas y poderosas herramientas en imágenes, farmacología y edición de genes, los investigadores pudieron utilizar sinapsis entre neuronas y OPC para predecir el momento y la ubicación de la formación de mielina.

“Es probable que los hallazgos sean la punta del iceberg en términos de comprensión de la importancia de estas sinapsis”, dijo el autor principal Jiaxing Li, becario postdoctoral en el laboratorio de Monk.

Descubren que la función de una sinapsis cerebral podría ser útil contra el cáncer y la esclerosis múltiple

Descubren que la función de una sinapsis cerebral podría ser útil contra el cáncer y la esclerosis múltiple

También te interesará leer:

La punta del iceberg

Las células precursoras de oligodendrocitos comprenden aproximadamente el 5% de todas las células del cerebro. Esto significa que las sinapsis que forman con las neuronas podrían ser relevantes para muchas enfermedades, incluida la formación de tumores cancerosos.

Li señaló que estudios anteriores han sugerido un papel de las OPC en una variedad de afecciones neurodegenerativas, incluidos trastornos desmielinizantes como la EM, enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer e incluso trastornos psiquiátricos como la esquizofrenia.

Al demostrar la función básica de la sinapsis entre las neuronas y las OPC, Li dijo que el estudio puede conducir a nuevos métodos de regulación de la función de las OPC para alterar la progresión de la enfermedad.

Por ejemplo, estas sinapsis podrían ser la clave para promover la remielinización en condiciones como la EM, donde la mielina se ha degradado. En la EM, esta degradación puede ralentizar o bloquear las señales eléctricas necesarias para que las personas vean, muevan los músculos, sientan y piensen.

Monk dijo que el descubrimiento puede ser más inmediatamente relevante para el cáncer. «En el glioma, estas sinapsis son secuestradas para impulsar la progresión del tumor», indicó. «Quizás sea posible modular la entrada sináptica implicada en la formación de tumores, al tiempo que se permite la señalización sináptica normal».

 

Fuente | Nature Neuroscience

Lo que Hay que Saber
Share This