Los bandicuts han vuelto al Parque Nacional Australiano después de un siglo extintos

Los bandicuts han vuelto al Parque Nacional Australiano después de un siglo extintos

Si sois aficionados a los videojuegos, seguramente os sonará la saga de Crash Bandicoot. ¿Sabíais que los bandicoots o bandicuts son animales reales? Pues sí, lo son y, después de llevar más de un siglo localmente extintos, los bandicuts han vuelto al Parque Nacional Australiano

martes 24 de agosto de 2021

Esta especie amenazada a nivel nacional, ha regresado a un parque nacional australiano en Nueva Gales del Sur después de más de 100 años. Conocidos por los aborígenes locales como ‘talperos’, una vez ocuparon todo el interior de Australia, incluida la zona que ahora ocupa el Parque Nacional Sturt.

Vuelven los bandicuts

Los pequeños (y adorables) marsupiales nativos de la zona se extinguieron después de los cambios en el ecosistema causados ​​por los conejos y la depredación de gatos salvajes y zorros. Ahora, el equipo de Wild Deserts ha reintroducido una pequeña población de talperos en el área, de forma que los bandicuts han vuelto al Parque Nacional Australiano.

La reintroducción de estos animalitos es un hito muy importante en el proyecto de conservación Wild Deserts, que el año pasado reintrodujo bilbies y mulgaras en el parque nacional.

“La temporada ha sido tremenda aquí con las lluvias que tuvimos el año pasado y luego nuevamente en marzo”, dice la Dra. Rebecca West de la UNSW, ecóloga de Wild Deserts. “Estas lluvias han contribuido a crear un sistema altamente productivo que es excelente para la reintroducción de esta especie.

Hasta hace poco, los bandicuts conocidos como perameles bougainville se consideraban una especie con cinco subespecies, pero esto se ha dividido recientemente en cinco especies. Solo la especie Shark Bay, la trasladada al Parque Nacional Sturt, sobrevivió.

Estos “supervivientes” se trasladaron a dos islas y tres localizaciones valladas. La población reintroducida por Wild Deserts provino de uno de estos. Gracias a su trabajo, los bandicuts han vuelto al Parque Nacional Australiano.

Los bandicuts son conocidos por los aborígenes locales como ‘talperos’

También te interesará leer:

Aprendiendo a ser depredadores

Sin embargo, a los pequeños marsupiales todavía les queda un largo camino por recorrer para considerarse fuera de peligro. El equipo de Wild Deserts ha preparado dos localizaciones cercadas libres de animales salvajes de 2.000 hectáreas dentro del Parque Nacional Sturt, creando así una de las áreas libres de animales salvajes más grandes de Australia.

Estas exclusiones en la naturaleza funcionan como “zonas de entrenamiento”, donde las especies vulnerables reintroducidas pueden aprender a vivir en la naturaleza sin los peligros de depredadores como gatos y zorros.

Lo que Hay que Saber
Share This