Objetivo: crear un huerto en cada prisión de Inglaterra y Gales

Objetivo, crear un huerto en cada prisión de Inglaterra y Gales

Pájaros cantando y manzanas brillando bajo el sol no es precisamente la imagen que se nos viene a la cabeza al hablar de una prisión. Una organización benéfica quiere que esto cambie, con su plan para crear un huerto en cada prisión de Inglaterra y Gales.

5 de mayo de 2022

La asociación benéfica The Orchard Project se ha asociado con el Ministerio de Justicia para «ecologizar» las prisiones del Reino Unido, un proyecto que está cosechando recompensas para los reclusos y el medio ambiente. Así, se han planteado el objetivo de crear un huerto en cada prisión de Inglaterra y Gales.

Crear un huerto en cada prisión

Además de absorber el dióxido de carbono que calienta el clima a través de las hojas y las frutas de los árboles, los huertos locales proporcionan productos frescos sin necesidad de transporte contaminante: “un ahorro real si se tiene en cuenta que [más del] 80% de nuestra fruta se importa al Reino Unido”, indica Dan Hasler, gerente de proyectos de The Orchard Project.

“Los reclusos a menudo tienen problemas de salud mental, por lo que darles la responsabilidad de cuidar el huerto les da un propósito y una sensación de logro«.

Los huertos también representan un refugio para la vida silvestre, señala, mientras que la fruta que cae al suelo fomenta el crecimiento de hongos micorrízicos en el suelo. Estos hongos permiten que las plantas absorban más agua y nutrientes, además de ayudar a los árboles a captar aún más carbono.

Alex Boscarino, gerente de actividades terrestres en la prisión de Thorn Cross en Manchester, ha visto de primera mano estos resultados desde que se plantó un huerto allí en 2016. «Descubrimos que trae una variedad más diversa de aves e insectos, además de trabajar realmente bien de una manera simbiótica con las flores silvestres que cultivamos”, afirma.

Un huerto en cada prisión

Un huerto en cada prisión

También te interesará leer:

Beneficios para los reclusos

Sin embargo, el crear un huerto no solo tiene beneficios para el medio ambiente, también para los reclusos de la prisión. Es una oportunidad de aprender habilidades de poda e injerto, o incluso obtener calificaciones que puedan ayudarlos a encontrar trabajo al salir, y hacerlos menos propensos a reincidir, agrega Boscarino. Mientras tanto, algunos tienen la oportunidad de ganar un pequeño salario, siendo ‘empleados’ para cuidar el huerto.

El impacto en su bienestar ha sido enorme, dice Boscarino. “Los reclusos [en Thorn Cross] a menudo tienen problemas de salud mental, por lo que darles la responsabilidad de cuidar el huerto les da un propósito y una sensación de logro. Es su propia área. Les decimos: ‘Esto es para que lo cuidéis vosotros’. Y de vez en cuando, pueden ver el progreso, el impacto que su amor y cuidado [está teniendo] en los árboles”.

También han disfrutado de los frutos literales de su trabajo, que incluyen cuatro variedades de manzanas, tres para comer y una para cocinar, así como tres tipos de pera, así como ciruelas y cerezas. Además de las verduras cultivadas en el lugar y los huevos proporcionados por 300 gallinas, el huerto también facilita el suministro de comidas nutritivas.

El proyecto para crear un huerto en cada prisión está totalmente financiado por el Ministerio de Justicia, y hasta ahora se ha capacitado al personal de unas 30 prisiones de Inglaterra y Gales sobre cómo plantar y cuidar un huerto. Es probable que el proyecto continúe durante varios años, hasta que se alcance su objetivo.

 

Fuente | Positive News

Lo que Hay que Saber
Share This