Personas tetrapléjicas recuperan el control de sus manos gracias a una terapia de neuroestimulación 

Personas tetrapléjicas recuperan el control de sus manos gracias a una terapia de neuroestimulación

Cuarenta y tres personas tetrapléjicas por lesiones medulares recuperan el control de sus manos gracias a una terapia de neuroestimulación. Te contamos los detalles de este nuevo estudio con resultados muy esperanzadores.

21 de mayo de 2024

Un total de 43 personas tetrapléjicas por lesiones medulares han recuperado en parte el control de sus manos con un dispositivo creado por la empresa Onward Medical, que aplica estímulos eléctricos a las neuronas lesionadas. El estudio ha sido publicado en la revista Nature Medicine.

Recuperan movilidad gracias a la neuroestimulación

El dispositivo ARC-EX aplica estímulos eléctricos con electrodos colocados sobre la piel en la región cervical, allí donde se produjo la lesión medular. Funciona en casos en que la médula no está totalmente seccionada y quedan neuronas conectadas entre el cerebro y las manos.

Así, el objetivo de la neuroestimulación, pensada para aplicarse como tratamiento de fisioterapia y para que los pacientes se la puedan seguir aplicando después en sus casas, es reactivar estas neuronas.

En el ensayo clínico han recibido el tratamiento 60 pacientes de Estados Unidos, Canadá y el Reino Unido. Todos ellos habían sufrido la lesión medular por lo menos un año antes y habían hecho terapias de rehabilitación durante los primeros meses para recuperar en la medida de lo posible la funcionalidad de las manos.

«Los hallazgos proporcionan evidencia crítica y convincente de que ARC-EX tiene el potencial de restaurar la independencia en las actividades diarias y mejorar la calidad de vida» – Dave Marver, CEO de ONWARD Medical.

También te interesará leer:

Resultados prometedores

Al final del ensayo, el 72% de los participantes del estudio respondieron a la terapia ARC-EX no invasiva según una definición conservadora que requería que cumplieran criterios de mejora en los dominios de fuerza y funcional en comparación con la rehabilitación estándar sola. Además, aumentó al 90% cuando la definición incluyó participantes con mejoras en al menos un resultado de fuerza o funcional.

Los participantes del estudio también informaron una reducción en la frecuencia de espasmos, una mejora en el sueño y una mejora en la sensación del cuerpo superior, incluida la sensación táctil. El 87% de los participantes informó que la terapia ARC-EX ofreció mejoras en la calidad de vida general. El autocuidado, un componente clave de la independencia después de una LME, también mejoró significativamente.

Se espera que la tecnología, que se podrá aplicar en servicios de fisioterapia, esté disponible en 2025 en Europa. Una buena noticia que sin duda esperan con ansias muchas personas a las que este dispositivo, muy pronto podría cambiarles la vida.

Fuente | Nature Medicine

Lo que Hay que Saber
Share This