Sorprendidos al descubrir que su vecino pagaba en secreto sus facturas de la farmacia

Sorprendidos al descubrir que su vecino pagaba en secreto sus facturas de la farmacia

Todo un pueblo de Alabama se sorprende al descubrir cómo un vecino, recientemente fallecido, pagaba en secreto sus facturas de la farmacia. Durante una década, había velado por ellos como un ángel de la guarda.

15 de febrero de 2023

Con motivo del funeral de Hody Childress, habitante de Geraldine (Alabama), se reveló que durante una década este tranquilo y humilde agricultor fue una especie de ángel de la guarda para los pobres y enfermos de la ciudad. Pagaba en secreto las facturas de la farmacia a sus vecinos.

Pagaba en secreto las facturas de sus vecinos

Agricultor y veterano de las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos, Childress comenzó su campaña benéfica encubierta cuando visitó la farmacia local de Geraldine. En su visita, se enteró de que demasiados de los 900 residentes de la ciudad no podían pagar sus recetas.

La vida hasta ese momento había sido difícil en cuanto a salud. Childress perdió un hijo en 1973 y su primera esposa en 1999, quien sufría de esclerosis múltiple.

Al enterarse de la incapacidad de sus vecinos para pagar siempre sus medicamentos, le entregó a Brooke Walker, propietaria de Geraldine Drugs, un billete de 100 dólares. Al entregárselo, le pidió que no revelase su procedencia.

“Estos 100 dólares son para cualquiera que no pueda pagar su receta”, recordó Walker en una entrevista con las noticias locales. “No le digas a nadie que el dinero salió de mí, diles que es una bendición de Dios”.

Un mes después, Walker vio a Childress entrar nuevamente a su tienda para entregar otro billete de 100 dólares, con exactamente las mismas instrucciones: «No le digas a nadie que el dinero vino de mí, diles que es una bendición de Dios».

Su vecino pagaba en secreto las facturas de la farmacia

También te interesará leer:

Un ángel de la guarda

Childress regresaba el 1 de cada mes por la misma motivación durante años, pagaba religiosamente las facturas de sus vecinos. Hasta que a finales de 2022, debido a que no podía caminar debido a una enfermedad pulmonar y otras condiciones de salud.

Desde entonces, le encomendó la tarea a su hija, Tania Nix. “Me sorprendió, no tenía idea de que estaba ayudando a las personas en la farmacia”, afirmó.

En su funeral el pasado mes de enero de 2023, Nix contó la historia de la década de donación de Childress y cómo pudo cubrir el coste de medicamentos para residentes de Geraldine cada mes. Se corrió la voz de que tenían un ángel entre ellos, y la gente del pueblo acordó continuar con su legado.

“Hay tantas personas en Geraldine que han vivido más tiempo gracias a Hody”, dijo la farmacéutica. “Hody fue un verdadero servidor humilde que siempre será querido por todos”.

 

Fuente | Good News Network

Lo que Hay que Saber
Share This