La Cara Buena del Mundo

Think Equal, el programa de educación socio-emocional dirigido a niños en la etapa de infantil llega a España

Think Equal, el programa de educación socio-emocional dirigido a niños en la etapa de infantil llega a España

Este programa va dirigido a niños en la etapa de infantil, y su base se encuentra en las investigaciones de vanguardia en neurociencia y educación. Ahora, gracias a la Fundación Gomaespuma, llega a España. Hablamos con Ana Asúa, Directora de Think Equal, para conocer a fondo la propuesta.

18 de junio de 2023

Think Equal se dirige especialmente a los niños de 3 a 6 años, un momento crucial en la vida de los pequeños, cuando su cerebro es un hervidero de actividad y crecimiento. En esos primeros años, se estima que cada segundo se forman alrededor de 1.000.000 de nuevas conexiones neuronales. Y aquí viene la magia.

Ayudar a los niños a consolidar conexiones útiles

  • ¿En qué consiste el programa exactamente? ¿Dónde se imparte? 

El programa se concentra en ayudar a los niños a consolidar las conexiones útiles (las que conducen a comportamientos prosociales y gestión emocional efectiva), mientras las otras se desvanecen.

La esencia de «Think Equal» es ayudar a construir la base de la maravillosa arquitectura cerebral de cada niño, la que determinará cómo responderán a los estímulos del mundo.

¿Cómo lo hace? A través de la maravillosa magia de los cuentos. A los peques les encantan las historias, y es un placer ver cómo conectan mientras la profesora lee un cuento. A través de estas narraciones, pueden explorar las emociones de los personajes, reflexionar sobre ellas, y aplicar lo aprendido a sus propias experiencias.

Este increíble viaje emocional ya ha comenzado en varias escuelas de toda España, con un fuerte acento en la Comunidad de Madrid gracias a un acuerdo con su Consejería de Educación. Cada año, más y más niños se unen a esta increíble aventura de crecimiento emocional.

También te interesará leer:

Restultados significativos en los pequeños

  • ¿Qué resultados ha tenido el programa Think Equal en el extranjero? 

Think Equal se está aplicando ya en 25 países, con distinto grado de alcance en cada uno. Hay países donde el Ministerio de Educación ha decidido incorporarlo al curriculum de infantil y todas las escuelas públicas lo están implantando. Y hay otros países, como España, donde vamos avanzando en diferente grado en las distintas regiones, en algunas con acuerdos con la Consejería de Educación y en otras de forma más individualizada con cada colegio.

El impacto de Think Equal ha sido evaluado por 3 investigaciones a nivel internacional mediante pruebas controladas aleatorizadas, en Bostwana, Australia y Colombia, siempre con resultados muy significativos.

En este tipo de prueba un grupo es expuesto al programa y hay un grupo del mismo contexto que funciona como grupo control, al que no se le aplica el programa. Los niños y niñas expuestos al programa muestran una reducción de comportamientos antisociales como la ira, la agresividad o el retraimiento, y una reducción de la desregulación emocional.

Además, hay un aumento de las conductas prosociales y una mayor autoregulación emocional. Estos resultados son los que avalan que el programa funciona y está basado en evidencias, lo cual es el principio que debe inspirar toda política pública.

  • ¿Cómo ha sido la acogida en España? 

En España el programa está generando mucha ilusión porque llega justo en un momento muy oportuno, en el que hay una gran necesidad de una respuesta a los problemas de salud mental entre niños y jóvenes. La sociedad ha cambiado mucho y muy rápido últimamente y por eso las estrategias que hemos usado hasta ahora no están funcionando del todo.

Las familias, que tradicionalmente han estado más a cargo de formar en valores y de atender las necesidades emocionales de sus hijos cada vez disponen de menos tiempo para ello porque el problema de la conciliación no está resuelto, y por eso es crucial que desde la escuela se ofrezca una respuesta más sólida, sistemática y fundamentada a la educación emocional de los niños y niñas.

La Comunidad de Madrid es la región por la que hemos empezado a desarrollar el programa, y hemos conseguido que la Consejería de Educación se implique fuertemente, ofreciéndolo como un programa de innovación a todos sus centros de educación infantil.  

Ahora que ya hemos consolidado el programa aquí y tenemos evidencias de que también funciona en nuestro contexto, queremos mostrar estos resultados a otras Comunidades para poder forjar también alianzas que hagan posible una rápida expansión por todo el territorio.

  • ¿Cuál es el mayor reto de Think Equal?

Lograr la financiación suficiente para poder llevarlo a todas las regiones. Por el momento la Fundación Gomaespuma lo está financiando en Madrid, pero si queremos que llegue a tener un impacto a nivel social y llegar a toda España necesitamos sumar a otros colaboradores que nos ayuden a escalarlo a muchísimos más centros.

El programa ha sido diseñado para que sea muy sencillo de escalar, pero la financiación de los materiales es siempre el límite de nuestro crecimiento.

  • ¿Por qué es una buena noticia que existan proyectos como Think Equal?

La existencia de proyectos como «Think Equal» es una noticia excepcionalmente buena por varias razones.

En primer lugar, reconoce y se dirige a una faceta crucial del desarrollo infantil que a menudo se pasa por alto en los sistemas educativos tradicionales: la educación socio-emocional. En lugar de centrarse únicamente en habilidades académicas, «Think Equal» se esfuerza por desarrollar habilidades socio-emocionales, como la empatía, la gestión de emociones y el comportamiento prosocial.

Estas habilidades son fundamentales para la salud mental y emocional de los niños y pueden contribuir a su éxito y bienestar a largo plazo.

En segundo lugar, «Think Equal» utiliza la neurociencia para informar su enfoque, aprovechando el rápido desarrollo cerebral que ocurre en los primeros años de vida. Este enfoque basado en la evidencia asegura que el programa esté alineado con lo que sabemos sobre cómo aprenden y crecen los niños.

Además, el programa utiliza cuentos para enseñar estas habilidades, un enfoque intuitivo y atractivo que puede ayudar a los niños a comprender y aplicar conceptos abstractos de una manera concreta y significativa.

Por último, la expansión de «Think Equal» a más centros educativos indica que los sistemas educativos están reconociendo cada vez más la importancia de la educación socio-emocional. Este cambio hacia una educación más integral y centrada en el niño puede tener efectos profundos y duraderos en las vidas de los niños y en nuestras sociedades en general.

  • ¿Podéis contarnos algún caso específico de algún aula o alumno que hayáis ayudado directamente y que podáis contar?

Sí, tenemos varias historias de éxito muy impactantes. Este año se ha producido una que nos ha llenado de felicidad y satisfacción. Se produjo en un centro de los primeros que se unieron a Think Equal, por lo cual en esa ya clase ya llevaban dos años trabajando el programa.

La profesora nos contaba que  llegó un alumno nuevo con muchas dificultades, que arrastraba un expediente de la inspección, en el que se detallaba que era un niño muy problemático y violento, razón por la cual habían autorizado que solo acudiera una hora al día a ese centro y por lo que se había pedido también el traslado. Ella estaba muy preocupada por cómo iba a funcionar su clase ese año, porque además ya tiene un niño con autismo en el grupo, y cuál fue su sorpresa al ver cómo su clase recibió e integró a este niño en cuestión de días.

Nos ha relatado que desde el primer día todos los niños y niñas lo aceptaron como un igual, se esforzaban por ayudarlo a encajar en el nuevo ambiente y jugaban con él, lo que provocó que el niño se comportara sorprendentemente bien.

Al final toda esa violencia que él había mostrado era fruto del rechazo que sufría en el otro centro. La profesora nos dice que el grupo ha funcionado a las mil maravillas y que está convencida de que esta respuesta tan integradora de los niños ha sido fruto de todo el trabajo que se ha realizado con ellos por medio de Think Equal.

Si apostamos verdaderamente por una cultura inclusiva, el trabajo socio-emocional a estas edades es clave para incorporar este tipo de conductas en las personas.

  • ¿Cómo se puede apoyar este proyecto?

Cualquier persona puede apoyar Think Equal por distintas vías. La más directa sería ayudarnos a poder financiar su expansión, ya sea mediante una donación puntual o haciendose socio de la Fundación Gomaespuma.

Otra manera en la que podrían ayudarnos sería difundiendo el programa entre los centros educativos de su entorno. Muchas personas están vinculadas a centros educativos, ya sea porque trabajan allí o llevan allí a sus hijas e hijos. Correr la voz sería también una manera muy útil de ayudarnos en la difusión de las bondades de Think Equal, porque cuantos más colegios lo trabajen mayor impacto a nivel social podremos tener.

El impacto de la educación socioemocional 

La educación socioemocional tiene un impacto significativo en el bienestar personal de los individuos. Al ayudar a los niños a reconocer y manejar sus emociones, a entender y relacionarse con los demás, y a tomar decisiones responsables, estamos cultivando habilidades que son esenciales para la vida.

La capacidad para lidiar de manera efectiva con los desafíos emocionales y sociales puede llevar a una mayor satisfacción en las relaciones, a una mayor autoestima y a un sentido general de bienestar. Además, al enseñar a los niños cómo gestionar el estrés y la adversidad, la educación socioemocional puede jugar un papel preventivo en el desarrollo de problemas de salud mental más adelante en la vida.

En términos de salud mental, la educación socioemocional es un pilar fundamental. La infancia y la adolescencia son etapas de la vida donde se producen cambios significativos y rápidos tanto a nivel físico como emocional.

La capacidad de manejar eficazmente las emociones y las relaciones interpersonales durante este tiempo puede establecer la base para una salud mental sólida.

Los estudios indican que los niños que reciben educación socioemocional tienen menores tasas de depresión, ansiedad y comportamientos antisociales. También muestran una mayor capacidad para manejar el estrés y las emociones negativas, contribuyendo a su resiliencia y estabilidad mental.

Finalmente, aunque el objetivo principal de la educación socioemocional es promover el bienestar y la salud mental, también tiene beneficios notables en el rendimiento académico. La gestión eficaz de las emociones y las relaciones sociales puede mejorar la concentración, la motivación y el compromiso con el aprendizaje, factores todos ellos que contribuyen al rendimiento académico.

De hecho, la investigación ha demostrado que la educación socioemocional puede aumentar los resultados académicos en un 11%.

Por tanto, lejos de ser una distracción de los objetivos académicos, la educación socioemocional puede ser un vehículo poderoso para mejorar tanto el bienestar de los estudiantes como su rendimiento en el aula.

 

Lo que Hay que Saber
Share This