Un implante capaz de medir la actividad cerebral sin dañar el cerebro

Un implante capaz de medir la actividad cerebral sin dañar el cerebro

Desarrollan e implantan con éxito en Canarias un nuevo dispositivo capaz de rastrear y medir la actividad cerebral, enviando y recibiendo señales, sin dañar el cerebro.

27 de noviembre de 2023

Un equipo de investigación de la Universidad de La Laguna (ULL) ha diseñado el primer implante del mundo con la capacidad de medir la actividad cerebral sin llegar a entrar en contacto con el cerebro, ya que se coloca en el cráneo. Gracias a ello, se evita que se produzcan daños en el cebrero.

Medir la actividad cerebral

Este dispositivo funciona haciendo uso de tecnología óptica para observar el flujo de la sangre en el cerebro cuando se lleva a cabo algún tipo de movimiento. Puede resultar una pieza clave a la hora de comprender el funcionamiento del cerebro.

El nuevo dispositivo óptico miniaturizado se caracteriza por ser poco invasivo, así como biocompatible.

Se trata del primer implante cerebral que, en lugar de colocarse en el cerebro, se implanta en el cráneo, fuera del parénquima cerebral. Esto evita los problemas de salud comúnmente asociados como edemas o inflamación que tienen lugar en los casos de implantes de microelectrodos.

El dispositivo, así como la información que recoja, resulta clave para entender la relación entre las funciones motoras y el cerebro. Al colocarse junto a electrodos de estimulación cerebral profunda (DPS), ayudan a identificar patrones de activación de la corteza cerebral. Y lo hacen de una forma mucho menos invasiva.

Ambas herramientas forman parte del llamado proyecto ODIN. Su objetivo es crear un dispositivo que facilite la comunicación directa entre el encéfalo y un equipo externo. Podría ayudar a conocer cómo responde un cerebro sano al movimiento de músculos y articulaciones.

Crean un implante capaz de medir la actividad cerebral sin dañar el cerebro

Crean un implante capaz de medir la actividad cerebral sin dañar el cerebro

También te interesará leer:

Implantación exitosa

Además de la creación del dispositivo, en Canarias también ha tenido lugar la implantación exitosa del mismo en el cerebro de un cerdo, uno de los animales más similares al ser humano. El procedimiento ha tenido lugar en el Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín.

«Es la segunda vez en el mundo que se implantan los DBS en un animal, solo se ha hecho antes en Estados Unidos y tenía un fin diferente«, explica Estefanía Hernández Martín, responsable del diseño del dispositivo.

La principal diferencia es que el modelo de Canarias tiene como objetivo medir la actividad cerebral. Por su parte, la implantación de estos electrodos en Estados Unidos tenía como fin corregir la actividad anómala de su cerebro del animal.

 

Fuente | Universidad de la Laguna

Lo que Hay que Saber
Share This